martes, 4 de octubre de 2011

Reflexiones extrañas sobre el hombre.

Hoy he oído la historia de un millonario. Era un tío rico, rico, rico, y obsesionado con su riqueza. Un partidazo, vamos. Estuvo casado muchos años con la misma mujer, hasta que un día ella se cansó y le pidió el divorcio. Todo hubiera ido sobre ruedas sino hubiera sido porque ella pedía parte de la fortuna de su ‘millonarísimo’ marido. Al hombre en cuestión de poco le da algo. Resulta que era el hombre más avaro de la tierra, y no quería darle ni un céntimo a su mujer, después de que ella le hubiera entregado los mejores años de su vida, interminables mañanas de café y tostadas preparadas, de criar a sus hijos, de dejar de trabajar para hacerse cargo de la limpieza y conservación de su gran mansión… Pues él no quería darle ni 20 euros para un taxi. Fueron a juicio y previendo que podría perder, el galán pensó que mejor matarla que darle algo de su amadísimo dinero. Afortunadamente, no lo consiguió. Millonetis fue detenido y condenado a casi 25 años de cárcel por intentar cargarse a su esposa.

Mi pregunta es: ¿qué coño le pasaba a este tío por la cabeza? ¿Qué lleva a una persona a trastocarse tanto y a decidir matar al que en un día fue el amor de su vida? ¡Y por dinero! Esta clase de cosas me hacen reflexionar mucho. Esto puede pasarle a cualquiera, ¿no? ¿Cómo sabes que la persona con la que estás ahora no te odiará tanto en el futuro que querrá matarte? ¿Cómo pueden darse estos cambios tan profundos en el interior de una persona? ¿POR QUÉ SOMOS TAN RAROS?

Que yo sepa, esto no pasa en la mayoría de especies. Y digo en la mayoría porque hay algunas en las que los progenitores se comen a sus hijos, no digo más. Sin embargo, no es lo común. El ser humano no tiene en su comportamiento predeterminado el ansia de matar a su pareja, ni a sus hijos, ni a sus compañeros. Nada de nada. Entonces, ¿qué pasa con nosotros? ¿Somos el animal estropeado de la naturaleza? ¿Somos un defecto, una imperfección? Todo esto me trae de cabeza. No sólo por el caso este, obviamente, sino por la de gente que día a día oye, como yo, de otra gente que ha matado a sangre fría a sus seres queridos. ¡Qué miedo! Aunque obviamente no voy a pasar toda la vida con miedo por ‘lo que pueda pasar’. Pero me pregunto si Dios, o quien quiera que tuviera el boceto original del humano (si es que alguien lo tuvo), quería que esto fuera así. Que fuéramos el animal enfermo, que sufriéramos por amor, por la familia, por el dinero, que nos obsesionáramos, que nos apasionáramos, ¡que nos enajenáramos! Puede que quien fuera concentrara toda la pasión del universo en nosotros y por eso de vez en cuando a uno se le escapa la pasión y hace cosas extrañas. Como amar, odiar, matar. ¡Qué extraño es todo eso! Porque lo es. Es realmente extraño.

En fin, como decían los romanos, ¡que la tierra os sea leve!

Amor para todas y todos, que es gratis. 

9 comentarios:

  1. muuuuuuuuy real, la pura realidad o la MIERDA de realidad

    ResponderEliminar
  2. Penso que aquest cas, com d'altres de l'estil, és un fet aïllat i és generalitzar molt dir que som "raros". El que passa és que la gent "normal" no surt a les notícies. No pots comptar amb els dits els assassins, lladres, violadors, estafadors i demés que apareixen als medis i, en canvi, ni pots començar quan es tracta, per posar un exemple, de voluntaris d'ONGs, missioners al 3er món, donants, etc., o, sense anar tan lluny, tu i jo, persones corrents que viuen sense fer mal a ningú.

    Ànims!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Crec que tens raó en una cosa, que la gent bona és molta, però no creus que els poderosos, els que criden l'atenció, són gent dolenta, o 'rara' en el sentit de no-natural? Jo crec que sí, però respecto la teva opinió benevolenta del món i els seus habitants =)

    ResponderEliminar
  4. I m'agradaria pensar que tu i jo som de tot menys corrents!

    ResponderEliminar
  5. Sí, una gran part d'ells penso que sí que ho són. Estic d'acord, no volia pas donar a entendre el contrari abans.
    En el moment que escrivia "corrents" ja m'estava imaginant un comentari teu per l'estil XD En aquest context, per mi, "no-corrent" era boig, sonat... Per tant, quan deia "corrent" em referia a tota la resta.
    També es pot interpretar d'una altra manera. En aquest cas, no crec que ho siguem!

    ResponderEliminar
  6. I em penso que tinc una visió més realista del que et penses!

    ResponderEliminar
  7. L'ésser humà actua de maneres imprevisibles, dolentes o no, precisament perque té aquesta capacitat. D'un animal saps, en general, què es el que en pots esperar, i aquesta és una de les coses en les que em baso per diferenciar entre l'ésser humà i els animals. L'ésser humà es un ésser racional, amb capacitat de pensar i decidir. No està programat. No actúa només sobre la base del estímuls que rep del seu entorn. Llavors, perquè va matar l'home aquest a la seva suposada estimada? Perque tenia l'opció de decidir-ho així? En part. Pero si va prendre aquesta decisió es perque, en efecte, estava espatllat. El problema no es la llibertat que s'ens ha donat, sinó com fem servir nosaltres aquesta llibertat.

    ResponderEliminar
  8. Crec que en general estic molt d'acord amb tu, el gran problema/avantatge de l'ésser humà és la seva possibilitat de decidir.
    Gràcies pel comentari =)

    ResponderEliminar