lunes, 18 de marzo de 2013

Feeding


Llega un punto en que las personas necesitamos acomodarnos en algún lugar entre la realidad y nuestras fantasías, ni muy tuyo ni muy mío. Ahí calentita estoy. No me molestéis a no ser que sea imprescindible (sexo/comida/nuevo capítulo de Californication).
Como yo siempre digo, a buen entendedor… pocas palabras bastan. 



P.S. Cuando interprete a Julieta en los escenarios del mundo, llevaré este vestido: