martes, 11 de junio de 2013

Ámame

Siempre imaginé cómo sabría tu sexo bajo mis sábanas. Había hecho mil elucubraciones, y cuando lo probé simplemente lo superó todo. Puedo enterrarme entre sus piernas a partir de ahora y que nadie me mueva porque eso me completa. Tus pechos suaves y tus muslos, carnosos, eran míos. No sabía cuánto tiempo podría retenerte, cuánto brillaría el sol con esa intensidad. Y cómo habías insistido para que lo hiciéramos, y cómo me quejé. Siempre habías sido mía de alguna manera, y yo siempre tuya. Nada cambió y todo era diferente. Mis sueños han sido difusos generalmente. Pero este era claro, te veía estremeciéndote. Y era por mí. Era por mí. 

2 comentarios:

  1. Oooooohhhhh!!!! És eròtic i preciós a la vegada! Com cony t'ho fots, t'odio. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena! Tu també pots! Et vull eròtica a la de JA!

      Eliminar