martes, 11 de junio de 2013

Olivia

Hoy es día creativo en este mundo de nuestro Señor (que Él nos bendiga) y tengo una aportación de una voz anónima deseando ser oída. Un precioso texto, espero que os guste. 

"Y es lo que tiene tener miedo

y verlo todo del revés.

No saber qué haces ni por qué lo haces. Querer hacer algo y no hacerlo, y hacer lo que no quieres porque te da miedo lo que puede provocar una simple acción. Podría salir bien. Podría salir mal. Lo que está claro es que si no lo haces simplemente nunca podrá salir. 
Puedes estar en una sala con muchas puertas todas iguales, abrir una entrar y quedarte dentro. ¿Y si lo que hay dentro no te gusta, que haces? Podrías salir, volver a la sala y escoger otra puerta o podrías quedarte y cerrarte con llave por dentro. Sin saber nunca lo que había detrás de las otras. 
Por miedo puedes quedarte encerrada en un sitio que te va apagando, pensando que lo haces por el bien ajeno. Pero en el fondo sabes que lo haces por ti. Porque tienes miedo de escoger lo que nadie escoge, de dejar lo seguro y lanzarte a lo improbable. Prefieres vaciarte por dentro y estar sentada en una cómoda red que te sujeta a dejarte caer en el vacío, y caer, y caer.
La caída podría matarte, a eso tienes miedo. Y por culpa de eso no piensas, que quizás al final de la caída hay otra red esperando a sujetarte una vez llegues abajo". 


1 comentario:

  1. El maravilloso conformismo y el miedo a cagarla. Supongo que es un lastre que, en mayor o menor medida, arrastramos todos.

    ResponderEliminar