lunes, 14 de octubre de 2013

Sólo un momento

Pasa los dedos por encima, suavemente, que se deslicen por la memoria. Toca con cuidado, es una textura delicada que se modifica en un suspiro. Agarra en esa neblina aquello que te hace feliz, y no lo sueltes jamás. Porque el resto no vale, el cuerpo se muere y el alma se quiebra a golpes. El recuerdo, el instante fotografiado con cuidado, sigue ahí si cierras los ojos y con la mano firme, lo recoges. Es tuyo para siempre y nadie te lo puede quitar. Puedes vivir siempre de un instante si lo deseas, beber cada día y restaurar meticulosamente las capas que van perdiendo color, relieve. Es tuyo para siempre. 

2 comentarios:

  1. Muy bonito. Los recuerdos esos instantes que tantas sonrisas y lágrimas nos dan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Gracias por leerme :)

      Eliminar